miércoles, febrero 21, 2024

Las decisiones de Irina Viner

Se difundió un comunicado emitido por Irina Viner, la presidenta de la Federación Rusa de Gimnasia Rítmica. Tras este anuncio, las gimnastas nacidas entre 2010 y 2012 se vieron obligadas a renunciar a sus aspiraciones y enfrentar pérdidas económicas, ya que se les prohíbe participar en los torneos para los cuales han estado preparándose prácticamente toda su vida deportiva.

«Las gimnastas nacidas en 2011, 2012 y 2013 son elegibles para competir en eventos juveniles este año. El Ministerio de Deportes no puede otorgar permisos a gimnastas mayores para participar, ya que esto va en contra de las normativas de la EBC.

Por este motivo, hemos decidido de manera colectiva no insistir ni solicitar autorización para que las gimnastas nacidas en 2009-2010 compitan en el Campeonato de Rusia, ya sea en la categoría individual o en  grupales. Estas competiciones serán exclusivamente para jóvenes talentos.

Las gimnastas nacidas en 2009-2010, según el reglamento, podrán participar en la Spartakiad estudiantil, así como en las Copas del más fuerte y el Campeonato de Rusia.

En los eventos juveniles, se permitirá realizar el CCM para gimnastas nacidas en 2011-2012 y la 1.ª categoría para las de 2013″, expresó Irina Viner.

A pesar del reconocido liderazgo de Irina Aleksandrovna como entrenadora, surgen incertidumbres sobre el futuro. Estos cambios en las reglas obligan a reconfigurar todo el trabajo de los entrenadores, ajustar programas para todos los niños, y una vez más, los jueces deben adaptarse a lo nuevo. Y esto es solo en Rusia, mientras el resto del mundo sigue sus propias reglas.

En las redes sociales, muchas voces ya exigen la renuncia de Irina Aleksandrovna, pero la incógnita sobre quién la sucederá es igualmente preocupante. Los entrenadores y los comités deportivos parecen no escuchar, y los sueños de los niños se desmoronan ante la impotencia. Los niños han superado numerosas pruebas para llegar a estas competiciones, han entrenado incansablemente las 24 horas del día, los 7 días de la semana, y todo parece desvanecerse. Es doloroso presenciar cómo tanto esfuerzo y dedicación se desperdician.

Noticias relacionadas

Últimas noticias