Soldátova desmiente haber intentado suicidarse

607

La gimnasta rusa Aleksandra Soldátova, campeona mundial y europea, negó hoy en las redes sociales que hubiera intentado suicidarse cortándose las venas, como informó previamente la prensa local.

“Lo que escribe la prensa es horrible, es totalmente falso. Ayer iba a ir a entrenar, por la mañana me preparaba el desayuno y me corté, son cosas que pasan, ya que los cuchillos son afilados. Soy una gimnasta, soy una novata en la cocina”, dijo Soldátova en la cuenta de Instagram de su entrenadora.

Soldátova, de 21 años, aseguró que decidió acudir al hospital tras concluir que la herida era mejor que “la cerrara y curara un profesional” que ella misma.

“Fui al hospital, advertí al entrenador que llegaría un poco tarde. La historia terminó ahí. Y en la prensa escriben cosas horribles: que se cortó las venas”, explicó, argumentos respaldados por su entrenadora, Anna Diachenko.

Además, insistió en que se encuentra perfectamente, que seguirá con sus entrenamientos y confirmó que competirá en los próximos torneos.

Supuestamente, la propia Soldátova aseguró antes a la prensa que había cometido “una tontería”.

“Me asusté y enseguida corrí al hospital”, agregó, tras lo que el Comité Olímpico Ruso le deseó una “pronta recuperación”.

Según la prensa, Soldátova acudió ayer por su propio pie al Instituto Sklifosovski de Moscú, donde los médicos descubrieron marcas en su muñeca izquierda, aunque han dictaminado que su vida no corre peligro.

Algunos medios han informado de que en el hospital a Soldátova, de 21 años, le han diagnosticado bulimia.

El presidente de la Federación Rusa de Gimnasia RítmicaIrina Viner-Usmánova, había dicho dos días antes que Soldátova no competiría próximamente en un torneo en Moscú debido a un problema de salud.

Soldátova, que logró su primer oro individual en 2018 en unos Mundiales en la modalidad de cinta, aunque antes se había colgado varias medallas de oro por equipos, no fue incluida en el equipo que acudió el pasado año al Mundial de Bakú.

La gimnasta, que hace dos semanas impartió clases en la isla de Tenerife, parecía tener pocas opciones de entrar en el equipo que acudiría este verano a los Juegos Olímpicos de Tokio tras perder el puesto en favor de Yekaterina Selezniova.

En mayo pasado se había exhibido en la prueba de la Copa del Mundo de gimnasia rítmica disputada en la ciudad española de Guadalajara, en la que se colgó las cinco medallas individuales de oro que estaban en juego.

Soldátova, muy popular por sus fotos en las redes sociales, especialmente en Instagram, ha sufrido desde hace años la feroz competencia que existe entre las gimnastas rusas por entrar en el equipo nacional.

En el anterior ciclo olímpico fueron Yana Kudryavtseva y Margarita Mamun las líderes y, tras la retirada de estas, el mando de la selección lo tomaron las gemelas Dina y Arina Averina, que se reparten los títulos mundial y europeo.

 

https://iusport.com/