jueves, febrero 22, 2024

Polémica por los Panamericanos de Barranquilla

El presidente Gustavo Petro ha emitido una orden contundente el 3 de enero de 2024, instando a todos los funcionarios de su Gobierno a hacer «hasta lo imposible» con el objetivo de retener los Juegos Panamericanos 2027 en Barranquilla. Esta medida surge en respuesta a la reciente noticia de que la ciudad atlanticense ha perdido la sede de este destacado evento deportivo, según lo anunciado por Panam Sports a través de una carta enviada al Comité Olímpico Colombiano.

La decisión de retirar la sede se basa en un incumplimiento crucial: el no pago de cuatro millones de dólares por parte del Ministerio del Deporte antes del 30 de diciembre de 2023, un requisito esencial para asegurar la celebración de los juegos en Barranquilla. El alcalde de la ciudad, Alejandro Char, ha expresado su desconcierto ante este fallo, señalando que el desembolso no se realizó a pesar de contar con la orden presidencial correspondiente.

En una rueda de prensa en Barranquilla, Char ha manifestado que ya se cuenta con la totalidad de los ocho millones de dólares requeridos y se está trabajando activamente para resolver la situación. Además, ha buscado la intervención del presidente Gustavo Petro en el asunto y está en conversaciones con el Gobierno chileno para mediar y evitar que los colombianos pierdan la oportunidad de albergar los Panamericanos.

Sin embargo, surgen voces críticas que señalan responsabilidades tanto a nivel local como nacional. Leonardo Guzmán, militante de la Alianza Verde, argumenta que el alcalde Jaime Pumarejo y el presidente del Comité Olímpico Colombiano, Ciro Solano, fueron advertidos en una carta del 31 de agosto de 2023 sobre el incumplimiento en cláusulas del contrato con Panam Sports. Se les dio un plazo de 60 días para corregir la situación, y Guzmán sostiene que Pumarejo es el principal responsable de la pérdida de la sede.

Además, Guzmán destaca que la Alcaldía de Barranquilla solicitó una prórroga para cumplir con el contrato, la cual fue aceptada con nuevas fechas límite el 30 de diciembre de 2023 y el 30 de enero de 2024. La situación revela un trasfondo complejo que ahora involucra esfuerzos diplomáticos y presiones políticas para evitar que la oportunidad de albergar los Juegos Panamericanos escape de las manos de Barranquilla.

Noticias relacionadas

Últimas noticias