jueves, junio 13, 2024

Paris 2024: Cómo será El escenario de la gimnasia sin Rusia ?

Los procesos de clasificación para los Juegos Olímpicos en gimnasia artística y rítmica han concluido, dejando un hecho histórico y significativo: no habrá representantes rusos en París 2024. Esta noticia, que ha sacudido al mundo de la gimnasia, marca un cambio en la lógica competitiva habitual y deja un vacío notable en el evento más prestigioso del deporte.

La decisión de excluir a los gimnastas rusos se enmarca en un contexto de sanciones internacionales y políticas debido a la invasión de Ucrania. Desde marzo de 2022, cuando el Comité Olímpico Internacional (COI) recomendó a las federaciones internacionales excluir a Rusia, los procesos de clasificación olímpica se han visto afectados. Estas medidas han provocado reacciones mixtas y válidas, dividiendo opiniones entre quienes apoyan una postura estricta y quienes abogan por la oportunidad de competir para los atletas individuales no involucrados en el conflicto.

La realidad es que, sin participar en los Campeonatos Mundiales de 2022 o 2023, las posibilidades de clasificación por equipos fueron las primeras en diluirse. Más tarde, cuando la Federación Internacional de Gimnasia (FIG) abrió la puerta para que los gimnastas compitieran individualmente como neutrales bajo estrictos requisitos, Rusia decidió no aceptar las condiciones. Con las fechas de los Campeonatos Mundiales y los campeonatos continentales ya pasadas y la lista de participantes confirmada para París 2024, no habrá representación rusa.

Ante el dolor y la crueldad de la guerra, es necesario decir que la ausencia de estos atletas no solo afecta la competencia directa por medallas, sino que también tiene implicaciones para la calidad del espectáculo deportivo. A lo largo de los años, los equipos y gimnastas rusos han sido protagonistas de momentos memorables y exhibiciones de la más alta calidad técnica y artística, contribuyendo al prestigio y la emoción de los Juegos Olímpicos. Un rápido repaso de las últimas ediciones olímpicas confirma esto.

En gimnasia artística femenina, Tokio 2020 tuvo a Angelina Melnikova como una gran figura en un equipo joven que logró el título olímpico por equipos tras la inesperada salida de la competencia de la estadounidense Simone Biles. En esos Juegos pandémicos, también lograron subirse al podio en el all-around, barras paralelas y suelo. Además, Rusia ha sido medallista en el evento por equipos femeninos en los últimos tres Juegos Olímpicos. Su ausencia abrirá la puerta a un resultado histórico para países como Francia, Italia o Brasil.

El aparato donde la ausencia será más notable será en las barras asimétricas. Después de los campeonatos olímpicos consecutivos de Aliya Mustafina en Londres 2012 y Río 2016, el legado continuó con una medalla de plata de Anastasiia Iliankova en Tokio 2020. Para París 2024, con la china Qiu Qiyuan y la argelina Kaylia Nemour como favoritas, hay un tercer escalón del podio que podría abrir la puerta a un grupo diverso de competidoras, incluida Simone Biles. La norteamericana ha ganado medallas en todos los eventos, excepto en las barras asimétricas, un aparato históricamente dominado por europeas y chinas.

En la gimnasia artística masculina, hubo una presencia rusa en la mitad de los podios de Tokio 2020. De los ocho eventos, el equipo liderado por Nikita Nagorny ganó medallas por equipos, en el all-around, en salto y en barra fija. La disputa con Japón y China se había vuelto muy atractiva e impredecible, algo que sin duda se extrañará en París 2024. Al igual que con las chicas, se abre el escenario para que países como Gran Bretaña o Estados Unidos ocupen un lugar en el podio.

La gimnasia rítmica es, quizás junto a la natación sincronizada, la disciplina que Rusia ha dominado más desde su incorporación al programa olímpico en Los Ángeles 1984. Es cierto que en ese estreno y debido a la Guerra Fría, el bloque comunista boicoteó los Juegos Olímpicos celebrados en Estados Unidos. La primera campeona olímpica fue la canadiense Lori Fung, sin presencia soviética en ese podio. Desde Seúl 1988, siempre ha habido una rusa o un equipo ruso en los primeros tres lugares de los Juegos Olímpicos, con nueve ediciones consecutivas de medallistas rusos. Incluso encadenaron una serie de oros individuales entre Sídney 2000 y Río 2016 con Julia Barsukova, Alina Kabaeva, Eugenia Kanaeva en duplicado y Margarita Mamun.

Con Rusia fuera de la ecuación, otras naciones tienen la oportunidad de destacar y llenar el vacío. Esto podría llevar a una diversificación de los podios y un aumento en la competitividad entre otros países. Ojalá estas nuevas banderas nos sorprendan y nos hagan vivir emociones, pero sería hipócrita negar que extrañaremos un estilo de gimnasia que fue clave para construir la historia de este hermoso deporte.

juka

 

Noticias relacionadas

Últimas noticias