jueves, febrero 22, 2024

¿Para cuándo la gimnasia universitaria en América latina?

La Federación Internacional del Deporte Universitario (FISU) organiza los Terceros Juegos FISU América este año, con Cali, Colombia, como la ciudad anfitriona destacada. Las fechas previstas para el evento son del 21 al 24 de mayo.

Estos Juegos Universitarios en América tienen una periodicidad bien establecida, realizándose cada dos años. La primera edición tuvo lugar en 2018, repitiendo su éxito en México en 2022. Ahora, la sede recae en Santiago de Cali. Entre los deportes recurrentes se encuentran el ajedrez, atletismo, baloncesto, judo, natación, tenis de mesa, taekwondo, tenis de campo y voleibol. Además, cada edición permite al Comité Organizador proponer un máximo de tres deportes adicionales que no formen parte del programa obligatorio.

Sin embargo, llama la atención que la gimnasia no figura en la lista, y tampoco se vislumbra la presencia de deportes de gran interés en el panorama universitario. Incluso los E-SPORTS reciben más consideración que ciertos deportes tradicionales.

En la segunda universiada que se llevó a cabo en Bulgaria allá por el año 1961 se incorporó la gimnasia. No se tardó tanto en su ingreso.  Esta señal  deja la esperanza de que, en futuras ediciones, la gimnasia tenga cabida en la organización.

Al dialogar con especialistas, surge la revelación de que FISU América evalúa la popularidad de los deportes para determinar su inclusión en los Juegos. La gimnasia, según esta métrica, no goza de gran popularidad en nuestro continente. Esta afirmación suscita cuestionamientos, ya que a lo largo del año se celebran numerosos torneos de gimnasia en diversos países de América Latina, con la participación de cientos y miles de jóvenes atletas.

El matiz crucial radica en que la práctica de la gimnasia en América Latina tiende a concentrarse en las etapas tempranas de la vida, durante la infancia y la adolescencia. Muchos talentosos gimnastas abandonan el deporte al ingresar a la vida adulta y a la universidad debido a las exigencias académicas.

Aunque hay casos de gimnastas que logran equilibrar exitosamente su vida deportiva y universitaria, el número de participantes, tanto en la artística como rítmica, es reducido. Esta realidad se convierte en el principal argumento para la exclusión de la gimnasia en estos Juegos.

La pregunta que surge es cuándo veremos un cambio. Con el crecimiento constante de la gimnasia en todas las ciudades de América Latina, respaldado por el apoyo de organizaciones deportivas y universidades, es probable que este artículo quede obsoleto en unos años cuando veamos a gimnastas participando activamente en los eventos de FISU América.

Noticias relacionadas

Últimas noticias