Mustafina con deseos de ser la mejor en Rio

0
368

mustafina_aliya_70Hace cuatro años, la gimnasia rusa vio en Londres cómo una nueva figura, como las tantas que ha dado este país, surgía y acaparaba la atención de los reflectores del mundo, al convertirse en la gimnasta con más medallas en dicha justa.

Y aunque de sus cuatro medallas obtenidas una de estas sólo fue de oro, lo hecho por Aliya Mustafina en la justa veraniega de hace cuatro años en el Reino Unido, cuando contaba con 17 años de edad, la colocaron como figura a seguir en la siguiente cita en Río, donde tiene el compromiso de superar lo hecho entonces.

Mustafina, nacida en septiembre de 1994, llegará a la cita de Río en agosto próximo con la consigna de colocar a la gimnasia rusa en lo más alto del podio, toda vez que en Londres lograra consagrarse como campeona olímpica en las barras asimétricas, plata por equipos y un par de bronces, estos en las pruebas de piso y en el all around.

Sin embargo, esos no habían sido sus primeros logros dentro de la gimnasia artística, pues un par de años atrás, en el Campeonato Mundial de la especialidad, en Roterdam, con sólo 16 años de edad, se convirtió en quíntuple medallista y doble campeona mundial, lo que daba un panorama de lo que tenía que ofrecer en competencias futuras.

En esa ocasión, Mustafina se llevó los metales áureos en la competencia por equipos y se convirtió en campeona individual del all around, la prueba más exigente de esta disciplina. Los subcampeonatos mundiales que se adjudicó fueron en las barras asimétricas, en el piso y en el salto.

La pasión por el deporte le viene de familia a la gimnasta rusa, pues es hija de Farhat Mustafina, quien en los Juegos Olímpicos de Montreal en 1976 consiguiera un bronce en lucha grecorromana; además, su hermana menor Nailia también se convirtió en gimnasta, pero una lesión la retiró de competencias profesionales.

Como gimnasta junior destacó en competencias nacionales e internacionales, aunque se le negaban los primeros sitios por márgenes de pocos puntos, especialmente en las pruebas de all around, donde comenzó a destacar hacia mediados de 2009.

A pesar de su juventud y a lo largo de su carrera, cuando comenzaron a llegar los triunfos también las lesiones se hicieron presentes, especialmente en la espalda, lo que le ha costado para su desempeño en algunas competencias donde no ha desplegado su talento 100 por ciento.

Estuvo ausente de las competencias durante gran parte de 2015,  pero regresó para los Juegos Europeos de Baku, en donde consiguió tres oros y una plata. Los primeros sitios fueron en las pruebas por equipos, barras asimétricas y su especialidad, el all around; la plata llegó en la prueba individual de piso.

En este año olímpico, las dolores de espalda regresaron hacia finales de marzo, pero competiría en pruebas nacionales en los primeros días de abril, sin molestias aparentes y con el nombramiento como miembro del equipo femenil que competirá en Río ya en la mano, con el que buscará repetir, si no es que superar, su actuación de cuatro años atrás.

Gracias a http://www.informador.com.mx/