miércoles, febrero 21, 2024

Gimnasia Rítmica Masculina en América Latina

Hace algunos días, tuvimos la oportunidad de hablar con un representante de la Liga Internacional de Gimnasia, quien nos ofreció interesantes perspectivas sobre el crecimiento de la gimnasia rítmica en el ámbito masculino. Esta información no me sorprendió del todo, ya que previamente había conocido acerca de la práctica de este deporte por parte de adolescentes en Sudamérica (Colombia y Brasil). Esta revelación me impulsó a realizar una investigación más detallada, en la que el equipo de GimnasiaLatina pudo dialogar con tres entrenadores, quienes compartieron sus diversas opiniones y experiencias sobre el porqué de la creciente participación de niños en la gimnasia rítmica.

Para ampliar este panorama, es crucial entender dos corrientes distintas dentro de la gimnasia rítmica practicada por caballeros: la tradicional, de origen español, y la japonesa, que se distingue por incluir más acrobacias y elementos de fuerza.

En Bolivia, conversamos con David Villarroel de Gimnasia Kusillos, quien, debido a la escasez de aparatos para la gimnasia artística masculina en su país y al interés creciente de los niños por practicar gimnasia, decidió explorar alternativas. Villarroel introdujo la gimnasia rítmica japonesa, convirtiéndose en pioneros en Sudamérica en esta disciplina entre los más jóvenes. Según él, este enfoque tiene un futuro prometedor debido a su atractivo por las acrobacias y las habilidades motoras que desarrolla.

En Ecuador, Genesis Pinargote de la Academia de Gimnasia Rítmica GeySu en Guayaquil nos compartió su experiencia con dos niños practicando este deporte desde los 7 años, quienes decidieron unirse a la gimnasia rítmica después de acompañar a sus hermanas mayores a competiciones. La aceptación social ha sido positiva, y los niños han recibido el apoyo tanto de la comunidad deportiva como de sus padres.

En Chile, uno de los países que más desarrolla gimnasia rítmica en Sudamérica,  el Club Gimnasia Rítmica Rayo de Luz de Puchuncabí – Valparaiso, dirigido por Carolina Craig,  tiene a dos gimnastas, uno que se llamas Tomás González (igual que el famoso gimnasta chileno), el cual tiene 8 años y lleva practicando 3 años la gimnasia rítmica tradicional, incluso ya esta a nivel de competencia. Así mismo, esta Ángel, otro pequeño que práctica la rítmica de manera más pausada, pero con un año de experiencia en este deporte.

En cuanto al futuro de la gimnasia rítmica masculina en los Juegos Olímpicos, el Comité Olímpico Internacional busca la igualdad de género en todos los deportes, pero hasta ahora la gimnasia rítmica sigue siendo exclusivamente femenina. Sin embargo, con el surgimiento de la gimnasia rítmica masculina en diferentes estilos, como el español y el japonés, surge la pregunta sobre cuál será el modelo adoptado por el COI en el futuro.

Noticias relacionadas

Últimas noticias