miércoles, febrero 21, 2024

Gimnasia Rítmica en Cuba: Desafíos y Esperanzas en el Tapiz Deportivo

En un panorama deslumbrante pero retador, las autoridades de la gimnasia rítmica en Cuba se enfrentan al desafío de trazar estrategias innovadoras para impulsar el desarrollo de esta disciplina durante el próximo cuatrienio. La temporada 2023, aunque marcada por avances, dejó un sabor agridulce al no alcanzar las alturas deseadas.

Gretel Mendoza compite en la prueba de cintas en la ronda clasificatoria de la gimnasia rítmica con sede en el Complejo Deportivo Merliot, durante los XXIV Juegos Centroamericanos y del Caribe San Salvador, el 2 de Junio de 2023 en San Salvador, El Salvador. FOTO: Calixto N. Llanes/Periódico JIT (Cuba)

A pesar de contribuir con una medalla en los XXIV Juegos Centroamericanos y del Caribe de San Salvador 2023, los resultados no estuvieron a la altura de las expectativas, especialmente en la especialidad de conjunto, afectando las posibilidades de clasificación a los XIX Juegos Panamericanos de Santiago 2023.

En este escenario, destacan las individualidades, siendo Gretel Mendoza el faro del equipo, alcanzando notoriedad al posicionarse sexta en el all around y asegurando una valiosa presea de bronce en la cinta. Sin embargo, la subjetividad de las calificaciones dejó un sabor agridulce, sugiriendo que algunas ejecuciones merecían una evaluación más favorable.

A pesar de programas complejos gestados durante meses de preparación en la sede del equipo nacional de Rusia, con asesoramiento de las mejores preparadoras de esa nación, la subjetividad de las juezas dictó evaluaciones de extrema severidad en San Salvador. Sin embargo, en la capital chilena, la realidad fue diferente, con puntuaciones acordes a las actuaciones.

Lamentablemente, las copas mundiales y los meses de entrenamiento en Rusia no cumplieron las expectativas en lo que podría haber sido la despedida de Gretel Mendoza, tras 18 años dedicada al deporte.

El futuro de la gimnasia rítmica cubana podría recaer en jóvenes promesas como Isabella Rojas y Thalía Torres, quienes podrían recibir el respaldo de la prestigiosa escuela rusa para el 2024.

El gran desafío radica en el trabajo con el conjunto y el impulso de nuevas figuras. A pesar del esfuerzo desplegado, la falta de nivel necesario limitó las posibilidades de medallas en San Salvador. La comisionada nacional, Yaniet Villalta, reconoce la necesidad de más trabajo y tiempo para recuperar el esplendor de ciclos anteriores.

El compromiso de las autoridades se intensificará en el seguimiento y apoyo al trabajo de base, así como en la identificación de los talentos más destacados. La gimnasia rítmica se practica en todo el país, pero las limitaciones en instalaciones y equipos, junto con una disminución en el número de practicantes, hacen más compleja la selección.

Ante este escenario, las autoridades reconocen la urgencia de ser más efectivas, confiando en que los resultados esperados surgirán del esfuerzo, el respaldo, la inteligencia y la superación constante. La gimnasia rítmica en Cuba se enfrenta a un futuro desafiante, pero lleno de promesas y la certeza de que la perseverancia será la clave del éxito.

Noticias relacionadas

Últimas noticias