Gimnasia Aeróbica española conquista oro y bronce en Baku

0
241

aerobica_espanaLa Gimnasia Aeróbica aportó dos nuevos metales más al medallero español en los I Juegos Europeos de Baku 2015. Sara Moreno y Vicente Lli conquistaron la medalla de oro en la modalidad de Pareja Mixta. Y en el concurso por equipos,el conjunto español se colgó la medalla de bronce

En Pareja Mixta, Sara Moreno y Vicente Lli, que efectuaron su ejercicio en tercera posición, obtuvieron una puntuación de 21.150 (3.050, en dificultad; 9.259, en artística, y 8.850, en ejecución), que les aupó a lo más alto del podiosuperando al dúo italiano (Michela Castoldi y Davide Donati), que fue plata con una puntuación de 21.050, y a la pareja rusa (Dzhanazian Dukhik y Denis Solovev), que fue bronce con 20.500.

“Veníamos con un objetivo claro y lo hemos cumplido con creces. La felicidad es tanta que desde que nos hemos despertado estamos emocionados… ¡Sólo de pensar lo mucho que habíamos trabajado para conseguir esto se nos empañaban los ojos!”, comentaron Moreno y Lli, quienes añadieron: “Recibir esta medalla ha sido la mejor de las sensaciones. Todo lo que nos ha pasado aquí en Baku ha sido increíble desde el minuto uno. Sin duda, ha sido la mejor competición de nuestra vida y ése es el mejor sentimiento que tenemos ahora mismo”.

En el concurso por equipos, el grupo formado por Aránzazu Martínez, Sara Moreno, Belén Guillemot, Vicente Lli y Pedro Cabanas terminó su ejercicio con una puntuación de 20.933 (9.000, en artística; 8.600, en ejecución, y 3.333, en dificultad), lo que le permitió conquistar el tercer puesto en la final.

Los gimnastas españoles tuvieron una muy buena actuación, no en vano su puntuación fue superior a la que consiguieron en la fase de clasificación para la final, donde lograron 20.638 (8.950, en artística; 8.400, en ejecución, y 3.333, en dificultad). El medallero lo completaron Hungría, que se llevó la medalla de oro con 21.114 y Rumanía, que fue plata con 21.094.

Ya con la medalla en su poder, Cabanas no podía ocultar su felicidad: “No puedo describir la gran emoción que se siente al recibir esta medalla tan merecida por el esfuerzo que hay detrás del día a día. Estoy muy emocionado”. Y Guillemot, en la misma dirección, concluía: “Ha sido muy emocionante; un sueño que no creía que se cumpliría. El trabajo diario ha sido muy duro pero ha merecido la pena ¡Esto es increíble!