El COI: “La situación para Tokio 2020 es distinta a marzo del año pasado”

0
381

Por: Martín Mazur (AIPS).- En una semana plagada de rumores, la encargada de prensa del Comité Olímpico Internacional, Lucia Montanarella, fue tajante respecto de la organización de Tokio 2021: “Desde el día en que se anunció la postergación de los Juegos, no ha habido un solo día en el que hayamos pensado ‘si es que los Juegos se hacen’, sino que siempre nos hemos dicho ‘cuando los Juegos se hagan'”.

Montanarella participó en el seminario virtual “Hablemos de los Juegos Olímpicos de Tokio” organizado por la Asociación Internacional de la Prensa Deportiva (AIPS), con 543 periodistas registrados de 110 países y el jurado de los premios AIPS a la excelencia en el periodismo deportivo.

“Los Juegos han sobrevivido a boicots y actos terroristas. El deporte es la herramienta que nos ayuda a ver mejor la luz al final del túnel. Si se cancelaran los Juegos, sería un colapso total, para el deporte, para las federaciones internacionales que no tendrían más dinero, lo que provocaría una situación crítica.

A su vez, las organizaciones criminales tomarían una postura activa en las redes de apuestas ilegales y otras actividades delictivas relacionadas al deporte”, advirtió en su presentación el presidente de AIPS, Gianni Merlo.

Prensa bajo la lupa
“Sabemos que no serán unos Juegos nada fáciles para los periodistas. Habrá reglas que nunca jamás existieron, no para limitar a los medios, sino para garantizar unos Juegos seguros para todos”, advirtió Montanarella. “Quiero que quede bien claro: habrá restricciones de movimiento, todas las áreas de prensa fueron ajustadas para los requerimientos de distanciamiento social, y esto obligó a disminuir los cupos para escritorios de prensa, posiciones en zona mixta y sobre todo, los puestos para los fotógrafos. Todos estábamos acostumbrados a decidir durante cada día a qué evento iríamos, y ahora ya no será posible en Tokio. El 4 de febrero presentaremos un manual con todas las reglas para los enviados“, agregó.

Entre las novedades, ya anticipó que los videos de conferencias de prensa y zonas mixtas que no sean en vivo estarán a disposición de los medios para publicación inmediata. Pero no habrá acreditaciones virtuales, sino que se privilegiará a los que decidan hacerse presentes en Tokio. “Es obligación de premiar a aquellos que estén haciendo el esfuerzo de movilizarse”, añadió la italiana.

Optimismo general
Los 8 panelistas invitados, con más de 200 Juegos Olímpicos sumados entre todos, coincidieron en que los Juegos deberían realizarse. El japonés Shinsuke Kobayishi, jefe de Kyodo News y a cargo de la oficina de prensa de los Olímpicos y Paralímpicos en Tokio, declaró: “Las encuestas continúan cayendo, mucha gente cree que los Juegos deberían cancelarse. Hubo una experiencia de gimnasia a fines del año pasado, que sirvió como plataforma de prueba y en la que la burbuja se probó exitosa. Pero la atmósfera general continúa siendo negativa. Si las cosas mejoran, seguramente también cambiará rápidamente la percepción respecto de los Juegos. En febrero se aprobarían las vacunas y en marzo comienzan las clasificatorias para natación. Esto puede ser un gran aliciente”.

 



 

Donna de Varona, medallista olímpica estadounidense que estuvo presente en 27 Juegos, como deportista, delegada y periodista, redondeó: “Si los Juegos se llevan a cabo, serán una gran señal para la humanidad que está sufriendo. Celebrar el deporte en una reunión común, en tiempos en los que la polarización y la división están tan presentes, serán el mensaje perfecto que el mundo necesita, porque los Juegos han sabido derrotar al miedo, al terrorismo y a todo tipo de boicots”.

El chino Jack Zhou, miembro del Comité de prensa del COI, también detalló los preparativos para la realización de los Juegos Olímpicos de Invierno en Beijing, que se llevarán a cabo apenas seis meses después de Tokio. “Aquí todo avanza y con gran entusiasmo”.

También participaron Vincent Amalvy, jefe de la agencia AFP en Asia, y Gary Kemper, responsable de la operación fotográfica en varios Juegos Olímpicos. “Habrá más obstáculos que nunca pero también más oportunidades de superarlos, con lentes largos, con posiciones creativas”, coincidieron.

El proyecto cristal
En su presentación, Montanarella también explicó cómo se trazó la estrategia de lo que llamó “proyecto cristal”, dada la fragilidad y el cuidado que requería. “Trazamos cuatro escenarios distintos, con focos, con y sin viajes en el mundo, hasta uno en el que la pandemia había casi desaparecido. El actual es uno de los cuatro escenarios que habíamos previsto, en donde el virus se ha contenido en algunos países y sigue muy presente en otros. Como dijo el presidente Thomas Bach, no hay plan B, nunca, jamás, hemos pensado en potencial sino siempre en el cómo se hacen. Ahora estamos en una situación muy distinta a la de marzo de 2020, porque ahora el deporte se está desarrollando en todo el mundo, los atletas se están entrenando, pero sabemos que tenemos un gran desafío por delante, porque crear una gran burbuja para Tokio no es tan sencillo como crear una para un solo deporte con 200 atletas”.

El problema es que los periodistas no participarán de esta burbuja, como subrayó Andreas Schirmer, especialista de la agencia DPA: “Sé que los Juegos están creados para los atletas y no para los periodistas, pero ahora será difícil porque no habrá una Villa Olímpica para periodistas ni transportes especiales, sino que será todo en hoteles particulares y transporte público, con lo cual veo muy complicado el tema del movimiento de un lugar a otro”.

Para Steve Wilson, con décadas de experiencia en la cobertura; la fecha clave para entender lo que ocurrirá será a fines de marzo. “No se puede esperar hasta el último día para tomar una decisión, por eso la fecha clave es finales de marzo, principios de abril. Debemos estar atentos en esos días, y lo más probable es que los Juegos se hagan, por razones políticas, financieras. Japón usó todos sus recursos durante ocho años, invirtió miles de millones de dólares, y no es momento de tirar la toalla. Es un mensaje también de que pueden organizar esto. La situación mejoró, apareció la vacuna, sabemos más sobre el virus, el deporte regresó en buena parte del mundo, los atletas se acostumbraron a ser testeados.”

Los Juegos Olímpicos estarán muy cercanos en el calendario de la Eurocopa, la Copa América y otros eventos. El holandés Jaap de Groot destacó la importancia de las plataformas de prueba: “Cada continente está creando sus propios eventos de test, como también lo han hecho la Fórmula 1, el ajedrez, el fútbol, el fútbol americano… En Holanda por ejemplo tenemos el evento más importante del mundo de skate. Se requiere mucha disciplina para demostrar de lo que somos capaces, tanto como organizadores como periodistas”.

Finalizó Gianni Merlo: “Si hay un país capaz de organizar una gran burbuja para el deporte, ese es Japón. Espero que todo el pesimismo pueda desaparecer, porque no estaríamos salvando a unos deportistas que van a competir por una medalla, sino al deporte en general.”