Copa Mundo de Hungria en la era Covid-19

0
210

Luego de una interrupción sin precedentes de aproximadamente seis meses debido al COVID-19, la competencia de Gimnasia se reanudará con la Serie de la Copa Mundo de Gimnasia Artística de la FIG del 2 al 4 de octubre en Szombathely (HUN).

Más de 80 gimnastas que representan a 18 países de todo el continente europeo han respondido con entusiasmo a la convocatoria de inscripciones para el evento en la ciudad más antigua de Hungría, un elemento básico en el calendario internacional desde su inicio en 2008.

Entre los pesos pesados ​​programados para competir: el medallista de plata del caballo con arzones olímpicos 2008 Filip Ude (CRO), el medallista de bronce de salto en los olímpicos 2012, Igor Radivilov (UKR), el ocho veces campeón del mundo Marian Dragulescu (ROU), el campeón mundial de barra horizontal 2017 Tin Srbic ( CRO) y el medallista mundial Cyril Tommasone (FRA).



Competencia en la era de COVID-19

Hungría ha registrado un poco más de 6.600 casos del virus hasta la fecha, y casi la mitad de ellos provienen de Budapest, 230 km al este de Szombathely. A partir del 1 de septiembre, las fronteras de Hungría están cerradas a los viajeros extranjeros, aunque el gobierno permite que se celebren eventos deportivos internacionales siempre que los atletas, su séquito y los organizadores se adhieran a pautas estrictas.

En la actualidad, las gimnastas, entrenadores, oficiales y personal extranjeros que deseen ingresar a Hungría deberán presentar dos pruebas negativas de COVID-19 tomadas con dos días de diferencia. Además, se aconseja a quienes viajen dentro del país que eviten el transporte público y se les prohíbe asistir a reuniones públicas.

Una vez en Szombathely, se implementarán medidas de distanciamiento social y se deben usar máscaras faciales en todo momento en los hoteles, el transporte y en el lugar de la competencia, a menos que la gimnasta esté actuando en el aparato. Los jueces se sentarán a un metro de distancia entre sí y, al igual que las gimnastas, se higienizarán las manos al entrar y salir del podio de competencia

Los controles de la temperatura corporal se llevarán a cabo cuando los atletas ingresen al lugar para el entrenamiento y la competencia, y cualquier persona con una temperatura superior a 37.5 grados centígrados se hará la prueba del virus de inmediato. Si un miembro de la delegación da positivo por COVID-19, se aislará a toda la delegación y se utilizará el rastreo de contactos para informar a otros con quienes los miembros de la delegación pueden haber entrado en contacto.

“El momento que todos estábamos esperando”

Szombathely será solo la cuarta Copa Mundial de Gimnasia Artística de la FIG de 2020, luego de los eventos de principios de la primavera en Melbourne (AUS), Milwaukee (EE. UU.) Y Bakú (AZE), el último de los cuales se detuvo antes de la final debido a la creciente preocupación por el virus.

“Este es el momento que todos estábamos esperando, y estamos muy contentos de que la Serie de la Copa Desafío Mundial de la FIG pueda tener lugar en Szombathely, Hungría”, dijo el presidente de la FIG, Morinari Watanabe. “Las gimnastas han estado esperando ansiosamente regresar a la competencia, y el comité organizador local en Szombathely ha trabajado diligentemente para asegurarse de que todos los atletas puedan competir en circunstancias seguras y saludables. Les deseamos todo lo mejor “.

Por obvias razones no tendremos participación de gimnastas de América, el cual esperamos de parte del gobierno reactivar todas las acciones para que los deportistas de alto rendimientos puedan retornar a sus entrenamientos y volver a competencias mundiales, aun esperamos la confirmación de eventos en las que gimnastas terminaran de buscar su clasificaión a Tokio.