Camila Paraje y un gran sueño por cumplir

0
210

Córdoba – ARG.- Con la cinta, las mazas, o la pelota, la pequeña Camila de 5 años no terminaba de sentirse a gusto. Ella quería hacer piruetas, desafiar la gravedad con vueltas en el aire y exigir su pequeño cuerpo con posiciones poco convencionales. Pese a su corta edad, su deseo estaba claro: quería desarrollar habilidades de tipo acrobáticas. Entonces dejó la gimnasia rítmica y se acercó a la gimnasia artística para no irse nunca más.

Ahora tiene 13 años y la pandemia del coronavirus impidió que pueda competir en su primer año en categoría juvenil. Sin embargo, ni los entrenamientos virtuales ni la adaptación del espacio de trabajo a las dimensiones de su casa durante la primera parte del confinamiento le quitaron el deseo de seguir progresando de la mano de su entrenadora de toda la vida, Mabel Fernández, del Gimnasio Olímpico Argentino (GOA).

Camila Paraje siempre mostró gran facilidad para aprender y resolver situaciones motrices complejas, algo que asombraba tanto a los técnicos del GOA como a técnicos de otras provincias y del sistema nacional. Por lo que desde pequeña fue mirada como una gran promesa.

En categoría infantil llegó a participar de un Panamericano de Clubes en Cali (Colombia), donde arrasó con todo: fue campeona en el All arround y campeona por equipos con el GOA, pero además se quedó con la medalla de oro individual en los cuatro aparatos: suelo, salto, viga y barras asimétricas. Toda una revelación.
Poco a poco, la cordobesa se fue integrando en los programas nacionales de selección camino a los Juegos Olímpicos de la Juventud de Dakar 2022 (que fueron cancelados este año). No obstante quedó en el grupo de tres gimnastas que bregaban por ocupar la plaza de representación del país y sigue dentro del programa de la selección argentina, bajo la órbita del brasileño Roger Medina.

Y con la misma determinación que tuvo a los 5 años para elegir qué deporte quería hacer, asegura: “Sueño con llegar a los Juegos Olímpicos”. 

Por eso mira “todo el tiempo videos de gimnasia”. Se inspira en la argentina Martina Dominici y en la estadounidense Simone Biles. Disfruta de los consejos de su papá, que fue futbolista, y de la inalterable compañía de su madre. El deporte le “enseñó a ser más responsable” y le dejó como grandes atributos “el esfuerzo y las ganas”.

Ella quiere más. Le gusta desafiarse y crecer. Por eso se ríe cuando dice que su aparato preferido es el salto y, ante la pregunta de si es en el que mejor le va, confiesa: “No, es el que más me cuesta”.

Fuente: https://mundod.lavoz.com.ar/