Biles no querría que su hija fuera parte del sistema de gimnasia de EE. UU.

0
124

Simone Biles ha admitido que no le gustaría que una futura hija fuera parte del sistema de USA Gymnastics después de sus propias experiencias con la organización.

Simone Biles continuará en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 pospuestos después de reflexionar seriamente sobre su futuro © Getty Images

El medallista de oro olímpico cuádruple de 23 años fue una de las docenas de víctimas del deshonrado ex médico del equipo Larry Nassar, quien ahora cumple una sentencia de prisión de hasta 175 años como violador y delincuente sexual convicto.

Biles, ganador de 19 medallas de oro en el Campeonato Mundial, ha sido uno de los críticos vocales tanto de USA Gymnastics como del Comité Olímpico y Paralímpico de Estados Unidos por su manejo del asunto.

Ambas organizaciones se han enfrentado a preguntas sobre lo que sabían y cuándo, y han sido criticadas por no detener el abuso de Nasser.

En una entrevista en el programa 60 Minutes de CBS , Sharyn Alfonsi le preguntó a Biles si le gustaría que una hija fuera parte del mismo sistema.

“No”, dijo ella. 

“Porque no me siento lo suficientemente cómodo, porque no se han responsabilizado por sus acciones y por lo que han hecho. 

“Y no nos han asegurado que nunca vuelva a suceder”.

Biles reveló que había sido víctima de Nassar la víspera de su audiencia de sentencia en enero de 2018.

Nunca saldrá de prisión, pero Biles dijo que el capítulo no se había cerrado.

“Está lejos de terminar”, dijo.

“Aún quedan muchas preguntas por responder.

“¿Quién sabía qué, cuándo? 

“Ustedes [USA Gymnastics] les han fallado a tantos atletas y la mayoría de nosotros somos menores de edad. 

“¿No creen que sea un problema mayor? 

“Como, si ese fuera yo y supiera algo, querría que se resolviera de inmediato.

“Les traemos medallas, hacemos nuestra parte. 

“¿No puedes hacer tu parte a cambio? 

“Es como, es repugnante”. 

Biles está entrenando para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 pospuestos de este año, pero previamente había admitido que la demora en los Juegos la había dejado “rota”, ya que tendría que permanecer con USA Gymnastics durante otros 12 meses.

Dijo que la decisión de continuar “tomó un poco de tiempo” y que ahora podría aumentar su cuenta de medallas en la capital japonesa.

La nativa de Ohio también le dijo a 60 Minutes que solía irrumpir en una cafetería durante los campamentos de entrenamiento mensuales en Karolyi Ranch, donde se decía que se controlaba la alimentación.

“Había noches en las que estábamos, como, corriendo con nuestra sudadera con capucha puesta, y íbamos a la cafetería a comer”, dijo.

“No es el entrenamiento adecuado”.

En un comunicado, el presidente de USA Gymnastics, Li Li Leung, dijo: “Reconocemos cuán profundamente hemos roto la confianza de nuestros atletas y la comunidad, y estamos trabajando duro para recuperar esa confianza”.