Alfredo Hueto: “Los Juegos Olímpicos son una ilusión, pero está muy difícil”

0
878

El entrenador mexicano y de origen español, Alfredo Hueto, tiene prácticamente seis años entrenando a la gimnasta Alexa Moreno, a quien ha llevado a conseguir una medalla en Campeonato Mundial y otras preseas en Copas del Mundo, además la encaminó a que clasificara a dos Olímpicos: Río de Janeiro 2016 y Tokio 2020. Antes de lograr ese paso con Alexa, el ibérico tuvo un paso amargo en México cuando entrenó a Daniel Corral, quien decidió prescindir de sus servicios a pesar de que Hueto llegaba con buenas cartas de presentación: tres preseas olímpicas (dos oros y una plata) con Gervasio Deferr. Como deportista, Alfredo no tuvo éxito y empezó su carrera como entrenador a una edad temprana, y ahora quiere llevar a Alexa a obtener mínimo un diploma olímpico, es decir, ser finalista en Tokio. El diario Milenio.com realiza una pequeña entrevista para conocer un poco mas del mexicano-español.

¿Por qué tomó la decisión de entrenar en México?

En el 2009 el Comité Olímpico Mexicano me invitó a dar unas conferencias en Guadalajara, y ahí en algún momento hice un comentario de trabajar en México y en Baja California, porque cuando era joven trabajé nueve años en Las Vegas, y antes de volver a España me hice un tour por Baja, y de hecho no conocía más partes de México, entonces me llamaron para saber si quería entrenar aquí, y en esos momentos lo valoré. Llegué a Ensenada a entrenar a Daniel Corral y estuvimos entrenando en el 2010, pero fue un periodo confuso, ya que por mi parte tenía que adaptarme y no estaban habituados a un sistema tan fuerte, además, el entorno no ayudó mucho para que las cosas funcionaran, y Corral dejó de entrenar conmigo.

¿En qué momento comenzó a dirigir a Alexa Moreno?

En el 2014 estaba en España ajustando si volvía o no a trabajar con la federación, pero decidí regresar a México, argumentado que todavía no terminaba el proyecto, y cuando volví me encontré a Alexa, ya que ella al ver a otras gimnastas preparándose en el “Agimnasia Tijuana”, pidió entrenar en la instalación, entonces se incorporó al entrenamiento y le dije ‘¿qué haces aquí?’, y desde ese momento se quedó.

De lograr esa medalla olímpica con Alexa en Tokio, ¿lo vería como un título más a su carrera como entrenador?

Hace unos años dije que me gustaría tener una medalla en ambas ramas, varonil y femenil, y hay muy pocos entrenadores que tienen ese logro. La medalla del Mundial ya está guardada y ahora los Juegos Olímpicos son una ilusión, pero está muy difícil, desde fuera parece que vamos por la medalla, pero nos estamos enfrentando a países como Estados Unidos, Rusia y China, que son la élite mundial y especialistas en el aparato del salto de caballo. Tenemos que ser honestos y trabajar mañana y tarde, con frío, calor y lluvia, y así tener posibilidad de llegar en un principio a la final, es decir, un diploma olímpico tampoco hay que descartarlo.



¿Cómo fue su camino en su etapa como gimnasta?

Fui gimnasta de los seis a los 19 años, bastante malo, pero sé lo que es abrirse las manos y golpearse. En aquella época en España, el deporte estaba muy retrasado, las condiciones de entrenamiento eran muy malas, y en ese entonces estaba en el proceso de pasar de juvenil al equipo de mayores, y entonces me plantee ir a la Universidad y trabajar, porque en mi casa no eran ricos. Después de dejar de entrenar se dieron una serie de circunstancias como el hecho de que crearon un centro de tecnificación en Barcelona, entonces mis compañeros se fueron ahí, y yo me quedé en el club con 19 años a ser entrenador de un grupo.

¿Por qué la decisión de obtener la nacionalidad mexicana?

Cuando estas viviendo aquí y quieres integrarte a la vida, ya tienes que estar en una situación como comprarte una casa, y así todo es más sencillo, y al final con el tiempo uno se va sintiendo mexicano al estar seis años en México. De hecho, si quieres comprar una casa, los extranjeros no pueden hacerlo por ser zona fronteriza. Además, mi esposa y mi familia son mexicanos, y así ya te integras definitivamente a la sociedad.

¿Cuál es su deporte favorito, gimnasia o fútbol?

Mi deporte favorito para verlo es el fútbol y le voy al Barcelona. Ya tengo 50 años en la gimnasia y sales después del entrenamiento con algunas situaciones como que el entrenamiento no va bien o los resultados, o pleitos con la federación, y veo fútbol para relajarme y disfruto los partidos. La gimnasia es un trabajo y mi profesión, que me encanta, pero ya no puedes platicar de ello o practicarlo cuando te retiras como deportista, pero el fútbol sí. Estuve haciendo pruebas para el equipo Espanyol de Barcelona, pero me incliné por la gimnasia, y en mi familia practican el frontón.

 

Gracias a Carlos Cruz de https://www.milenio.com/