Gimnasta

Renata Vera: delicadeza y futuro

(Fotografía: Carolina Echagüe M.)

Con sólo 12 años es una de las figuras principales de la gimnasia rítmica en Adicpa, representando al British Royal School.

Constancia y dedicación, pero todo con delicadeza y elegancia. Tiene sólo 12 años, pero ya destaca en el mundo de la gimnasia rítmica en las competencias de la Asociación Deportiva Cultural Integrada de Colegios Particulares (Adicpa), de la Región del Bío Bío.

La encontramos en el tercer de sus cinco entrenamientos semanales con el Club Deportivo del Colegio Concepción San Pedro de la Paz, institución que se encarga de su formación deportiva y de sus competencias a nivel federado.

En Adicpa, ella representa al Colegio Inglés British Royal School de Concepción, institución que valoró sus grandes cualidades para la gimnasia rítmica y le entrega todas las facilidades necesarias para su desarrollo deportivo.

“Ella tiene todas las condiciones para destacar en este deporte y para llegar muy lejos. Tiene mucho talento”, comenta Ana Vera, una de sus entrenadoras en el completo equipo que tiene en el Club Deportivo del Colegio Concepción en San Pedro de la Paz, tras una práctica en la que se vio participar a una treintena de niñas de variadas edades.

En el sector más avanzado, destaca Renata con otras compañeras, practicando una rutina libre que presentaría el pasado sábado en el Campeonato Nivel A disputado en Osorno, torneo de tipo federado.

Renata es metódica y también practica una rutina combinada con otras compañeras, una que deberán presentar en un par de semanas también, según cuenta su padre Richard, ex basquetbolista y uno de los principales motivadores junto con su esposa, ex nadadora, de que su hija practique un deporte a su elección.

Sus primeros pasos

Renata comenzó en la gimnasia rítmica a los 7 años, cuando cursaba segundo básico. Desde pequeña su madre le había inculcado algunas técnicas de gimnasia dada las condiciones que veían en ella.

Ahí, la llevaron a la Universidad de Concepción. “Buscamos consejo en los técnicos de la UdeC, preguntando qué gimnasia era menos agresiva con su cuerpo, en la que se podía lesionar menos, y nos recomendaron la gimnasia rítmica”, cuenta su padre, Richard.

Desde chica mi mamá me enseñó algo de gimnasia y por eso siempre quise hacer esto. Cuando no puedo practicar, como por ejemplo en el verano, como que me desespero y no puedo estar tranquila. Empiezo a elongar y practicar sola y le pido a mi papá que me saque fotos”, cuenta entre risas la alegre Renata.

El inicio en la disciplina no fue fácil. Una lesión en una competencia le puso inmediatamente un obstáculo que saltar, pero lo superó con una madurez que impresiona para su corta edad.

“Cuando estaba recién empezando me lesioné. Estaba recién partiendo, quedando justo en el zonal y me caí. Me esguincé un tobillo. No fue tanto dolor y podía caminar, pero estaba nerviosa y me puse a llorar porque iba a perder. Perdí, pero no me costó mucho”, recuerda hoy Renata como una anécdota más de su vida deportiva.

Complementa sus entrenamientos de buena forma con sus estudios. Tiene promedio 6.2, pero para ella no es suficiente, algo que aplica también en el deporte. “No me va de maravilla, pero igual me va bien. Tengo horarios definidos para todo, para así poder rendir en ambos lados. El colegio me ha ayudado harto”, comenta Renata, agregando que “la gimnasia rítmica requiere constancia de trabajar mucho los ejercicios, porque si eso no te sale, embarras todo lo que sigue y te bajan muchos puntos”, puntualizó.

Más allá de su corta edad, Renata Vera tiene claros sus objetivos como una de las principales cartas a futuro de la gimnasia rítmica regional. “Me gustaría llegar a nivel panamericano, internacional, representando a Chile. El camino para llegar ahí requiere mucho esfuerzo y dedicación”, indica, argumentando además que “también hay que competir con los mejores, pero ir paso a paso, sin saltarse etapas. Hay que hacer lo básico bien para poder llegar lejos”.

Ahora, Renata se encuentra como deportista nivel A en cuanto al ranking federado, con muchas opciones de pasar a la categoría Elite, dependiendo de sus resultados en las competencias de este año, como la que tuvo el pasado sábado en la ciudad del Osorno, lugar en el que se reunieron las mejores exponentes de la gimnasia rítmica del país.

Con respecto a esta meta, Renata tiene expectativas claras y mesuradas. “Me da algo de miedo porque pienso que no me va a ir tan bien. En mis primeros años en nuevas categorías he tenido que adaptarme. Pero espero seguir creciendo”, indicó.

Doce años, 5 de ellos dedicados a la gimnasia rítmica y un gran futuro por delante en lo deportivo. Renata Vera ha destacado ganando las competencias regionales en Adicpa en la Gimnasia Rítmica y quiere seguir creciendo, para así ser una carta para Chile en la disciplina.

Info gracias a http://www.diarioconcepcion.cl

To Top