España

El conjunto español de gimnasia rítmica se proclama campeón del mundo en la final de mazas

el-conjunto-espanol-recibiendo-el-oro-en-izmir_80302Aunque para los medios de comunicación no existan, el conjunto español de gimnasia rítmica revalida título. Esta vez en Izmir (Turquía), el equipo español vuelve a subirse a lo más alto del pódium para proclamarse campeonas del mundo en la modalidad de mazas. Y es que si es difícil llegar, más difícil es revalidar título.

No fue un fin de semana fácil. El sábado, en la fase de calificación, las chicas empezaron con buen pie en el ejercicio de mazas colocándose en primera posición por delante de conjuntos tan potentes como Bielorrusia, Rusia o Bulgaria (que acabaría proclamándose campeona del mundo al tener en cuenta la ponderación de los dos ejercicios). Sin embargo, el segundo ejercicio, acabó con todas las expectativas generadas en el primer pase. Un error tonto en el ejercicio mixto de pelotas y cintas acabó desencadenando una serie de fallos que dejaron a España sin opciones a medalla y sin clasificarse para la final en dicho aparato.

Así pues, y a pesar del varapalo que supuso para las chicas, el día siguiente se dispusieron a competir con cabeza y corazón. Con la mentalidad de los grandes deportistas, de quienes saben que todavía les queda una oportunidad de demostrar que lo del día anterior fue un error imprevisible y con la conciencia de que podían ser las mejores. Salieron al tapiz, y sin la presencia del equipo ruso, que tras sus graves errores no se clasificó para la final de mazas, España se comió el tapiz. Guiadas por la seleccionadora Ana Baranova y la entrenadora y ex gimnasta Sara Bayón, las gimnastas Sandra Aguilar, Artemi Gavezóu, Lourdes Mohedano, Elena López y la capitana Alejandra Quereda demostraron aquello que eran capaces de hacer, y sin fallos.

Realizaron un ejercicio brillante y sin errores rematado por una posición final del ejercicio que dejaba ver la garra y la fuerza del conjunto. Un conjunto que ha devuelto a la selección española a lo más alto y ha sido capaz de que se recupere el llamado “espíritu de Atlanta 96”, donde el conjunto español fue oro.

Ahora, con los ojos puestos en las Olimpiadas de Rio, parece que la medalla está más cerca que nunca. Y gracias al trabajo de unas chicas que, como bien dicen, trabajan básicamente, por amor al arte. Y gracias a la ilusión de unas chicas que, ignoradas por los medios de comunicación, se esfuerzan cada día por el mero hecho de amar lo que uno hace.

¡Enhorabuena!

http://es.blastingnews.com/

To Top