Centroamerica

Daniel Corral habló de su participación en Rio 2016

corral

México.-A su llegada a Ensenada, el dos veces gimnasta olímpico, Daniel Corral Barrón, narró por primera vez lo sucedido en Río de Janeiro 2016.

Tras concentrarse en Inglaterra con la intención de dar un giro a su carrera deportiva, regresó a casa y “por primera vez me siento a platicar de todo el proceso”.

Nueve meses antes del arranque de los Juegos Olímpicos de Brasil, el finalista en Londres 2012, tomó la decisión de trasladarse al Reino Unido para completar su preparación.

“Buscaba crecer como atleta y como persona, aquí me sentía atorado y necesitaba un cambio, abrir mi panorama, conocer otra cultura, diferentes puntos de vista desde atletas, entrenadores, directivos, considerando que es la mejor manera de conocer la manera de pensar de las personas, en este caso, los ingleses”, expuso.

A final de cuentas, el primero de los objetivos se cumplió y “estar allá fue una de las mejores decisiones que tomé”, a pesar de alejarse de su familia, las comodidades y dejar de lado lo construido en 22 años para comenzar de nuevo en un país lejano.

“Vivir solo, construir amistades, una relación con tu nuevo entrenador, ganarte la atención de gimnastas y directivos fue muy benéfico”, la siguiente meta sería superar lo logrado en Londres 2012, aunque con la diferencia que “quería hacer los seis aparatos”, explicó.

Corral Barrón agregó que “arriesgué, sacrifiqué todo, seguí indicaciones, planteamientos, con lo que no contaba era la ‘edad’ de mi espalda, la sensibilidad en la que estaba”.

Desde pequeño, el deportista ensenadense ha padecido complicaciones de caderas, ingle y espalda.

“El problema crónico en la espalda baja en la zona lumbar, provoca dolor muy fuerte, inmoviliza totalmente y me debilita”, y se intensificó en febrero de este año.

A Inglaterra, reveló, “me fui solo, sin médico, fisiatra, psicólogo o nutriólogo”, es por eso que “aún estando en el mejor sistema, teniendo el máximo talento y apoyo, no ayudó mucho el estado físico”.

“No me puedo quejar por apoyo, que siempre estuvo ahí para que tuviera las mejores condiciones posibles y poder realizar mis sueños, sin embargo, una de las cosas más importantes que es la salud, me estaba fallando”.

Su padecimiento, “nadie lo sabía más que mi entrenador, a mí no me gusta sacar a la luz todo lo que vivo, trataba de evitar darle poder a la situación y decirlo, siento, que es como rendirte”.

Luego de cada día de práctica, “tenía que ingeniármelas, buscar la manera en la que pudiera darme mis propias terapias, ya que los ingleses son muy metódicos, y como extranjero no podía recibir atención médica directa por parte de los fisiatras”.

Para recibir atención en clínicas privadas se debe reunir cierta “documentación con la que no contaba”.

En su habitación, “no había aparatos, yo buscaba hielo, hacía mis propios estiramientos, contrastes de agua fría y caliente en la regadera al no tener un lugar adecuado, estuve batallando con eso, aunado a que con las cargas de trabajo y falta de atención se fue agravando”.

“Un mes antes del Pre Olímpico de abril, me senté a elaborar mi propio plan de entrenamiento, en el cual, tenía que parar ciertos días, entrenar ciertos días y tomar reposo otros para llegar, competir un día all around y descansar”, informó.

El medallista de plata en la Universiada Mundial de Rusia 2013, recordó que pasó una semana encamado, “ponerme los tenis era lo más doloroso, bañarme y cambiarme era algo en lo que tardaba muchísimo”.

“Mi semana era entrenar: lunes súper tranquilo, martes hacer rutinas, miércoles casi nada, jueves otra vez rutina, viernes y sábado casi total reposo, así que me limitaba a entrenar adecuadamente, dos o tres veces a la semana”, precisó.

Después del clasificatorio, aprovechó para visitar a José Ramón Fernández, su doctor personal en Ensenada.

“Estuve en terapia con el doctor José Ramón y uno o dos meses más tarde, llamé a Conade, Federación Mexicana de Gimnasia e INDE diciéndoles que ya no podía con la espalda, estaba haciendo los seis aparatos, me atrasaba y me encontraba a punto de regresar buscando atención medica”.

El subcampeón mundial en la prueba de caballo con arzones en Bélgica, se sentía frustrado, debido a que “mi mente quería más pero el cuerpo no lo permitía, la espalda llegó a un límite y no podía con los otros cuatro aparatos”.

Ya con Hugo Meza, fisioterapeuta asignado por el Instituto del Deporte y Cultura Física de Baja California (INDE) a su lado, “todavía estaba entrenando los seis aparatos y tomaba terapia tres veces al día y analgésicos en cantidades que eran altas.

“Lo que no quería era volverme dependiente al medicamento y tuve que sentarme a poner prioridades, y decidir hasta qué punto era necesario empujar el cuerpo para una participación”.

Tras analizar “un documental de la vida de Brett Favre, quien estuvo en un centro de rehabilitación por adicción a los analgésicos, curiosamente también por dolores de espalda”, llegó a la conclusión que “yo no quería llegar a ese punto, entonces me sentí limitado y lastimado emocionalmente, ya que la idea era competir en los seis aparatos”.

Rumbo a Río 2016, donde el atleta porteño entró en acción en las pruebas de caballo con arzones y barras paralelas, “la preparación no fue la mejor debido a que no estaba en las mejores condiciones y tenía que parar constantemente para dejar descansar la espalda, lo intenté y las expectativas quedaron muy por debajo”.

“El nivel actual de la gimnasia mundial es muy alto y no puedes hacer una rutina segura y pasar, desde preliminares tienes que competir como si fuera la final, eso hice y desafortunadamente tuve un fallo que me costó, en gimnasia de primer mundo, cualquier error es catastrófico y en ese momento sabes que el sueño se ve interrumpido”, sostuvo.

“Son cuatro años de trabajo, sacrificios y no queda otra más que dar vuelta a la página y afrontar las consecuencias, no te puedes quedar atrás”.

Lo que viene

Las últimas tres semanas sirvieron a Daniel Corral para descansar, evaluar y analizar su futuro.

“Dios sabe por qué pasan las cosas, quizá era algo que necesitaba como impulso para seguir adelante, ahora, me gustaría hacer un chequeo profundo de las condiciones de mi espalda para poder tomar una decisión”.

Histórico

Independientemente de lo que venga en la carrera de Daniel Corral Barrón, la historia dirá que fue el mejor gimnasta de México, representando al país en dos Juegos Olímpicos.

 

“Si veo las competencias pasadas, todo lo que hice fue porque di mi máximo esfuerzo, pero me gustaría decir que soy medallista olímpico y me queda esa espinita”, manifestó.

Diferencias entre México e Inglaterra

Desde las Olimpiadas de Atlanta 1996 (una medalla de oro) a Río 2016 (27), Inglaterra ha conseguido evolucionar para convertirse en potencia mundial.

El deportista de 26 años, realizó un análisis de las principales diferencias:
“El sistema de entrenamiento, instalaciones, pero sobre todo, en cuanto a mentalidad que tienen desde pequeños, tienen hambre de triunfo y de llamar la atención para que los vena como héroes”.

Medios de comunicación

“Leyendo notas periodísticas nacionales, se refieren a los atletas de manera desagradable, en tanto, los medios británicos defienden a sus deportistas, aún en la derrota, los hacen ver bien, entienden que los están representando personas superando sus límites”.

En el Campeonato Europeo, “no tuvieron muy buena actuación” y principalmente, la Cadena BBC, de lo negativo busca el punto positivo al narrar la historia y camino recorrido por sus seleccionados para clasificar al evento.

“Eso provoca una evolución impresionante de dos oros en Atlanta a casi 30 en Río de Janeiro”, señaló.

En cuanto a patrocinios, expresó,  “todos los ingleses tienen carro del año gratis, ellos sí lo ven como un trabajo, para mí es un hobby de alto rendimiento”.

“A pesar de las dificultades hay que estar contento, todo es aprendizaje para crecer, Río 2016 no fue cercano a mis expectativas, ya que mínimo esperaba una final olímpica, pero lo tomó con responsabilidad y madurez porque a veces las cosas no resultan como uno quiere”.
Daniel Corral
Gimnasta mexicana

 

 

Gracias a

Ángel Domínguez/EL VIGÍA
adominguez@elvigia.net | Ensenada, BC

To Top