Andrea De Ruvo: “Son cuatro años de medallas…”

 

Argentina.- Mientras muchos disfrutan de sus vacaciones, ellos siguen entrenándose. El equipo de Racing de Saltos Ornamentales aprovecha las instalaciones del club durante el verano. Además de ensayar o realizar movimientos recreativos, les regala a todos los hinchas de Racing exhibiciones para que conozcan más a la actividad y a los chicos que nos representan a nivel metropolitano o nacional. Andrea De Ruvo, entrenadora y coordinadora del deporte en la Academia desde hace más de 20 años, nos cuenta todo sobre la vida de esta actividad.

-¿Cuál es el presente de Saltos Ornamentales en el club?
-La actividad en la pileta descubierta del Cilindro se practica desde hace 20 años. Hace cinco que estamos de forma más oficial, perteneciendo a la Federación de Natación de Buenos Aires. El el club es representado por nuestros atletas de manera más formal. Tenemos varios campeones argentinos y metropolitanos. Si bien en verano hay muchos más alumnos, porque disponemos de nuestras propias instalaciones en el estadio, en el invierno la practicamos en el CENARD. Es la única pileta cubierta con plataformas y trampolines, así que nos tenemos que trasladar hasta Núñez. Pero bueno, tenemos doce alumnos, bien rancinguistas, que vienen hasta Núñez a entrenar la disciplina y representar al club.

-¿Se les complica esos viajes?
– Y sí, mucho…

-¿Cuándo comienza el calendario deportivo de este año?

-Del 6 al 10 de febrero tenemos el torneo Nacional de Córdoba. Nos van a representar tres clavadistas. Además, en febrero, haremos exhibiciones en las piletas del club para que la gente del club vea lo que hacemos.

-¿Cómo vienen los preparativos del campeonato nacional?
-Entrenamos tres veces por semana. Es difícil el campeonato nacional, ya que están los mejores de todo el país y hay clavadistas con mucha experiencia. Pese a eso, en el último, obtuvimos el segundo puesto en la tabla general y varias distinciones individuales.

-Cuando hacen la exhibición… ¿Cómo repercute en la gente del club?
-La repercusión es muy buena. Lo que pasa es que es un deporte para pocos, no todos se animan a subir en una plataforma de 10 metros y tirarse al agua dando vueltas en el aire, ja

-Qué es más complicado… ¿Entrenar dos días a la semana o la distancia con el Cenard?
-Lo que más dificulta es ir para allá, sin embargo. Igualmente, los martes y jueves, a las 17, estamos ahí entrenando, ninguno de nuestros chicos falta.

-A nivel metropolitano, ¿qué le faltaría a Racing para mejorar?
-Lo básico: nuestro lugar para entrenar. Una pileta cubierta y con trampolines.

La reconstrucción

-La actividad dejó de funcionar un tiempo, hace unos años. ¿Cómo se reflotó?
-Presenté el proyecto yo. Al principio lo tomaban como una actividad informal, no federábamos a nadie, sólo venían a entrenar los tres meses del verano de forma recreativa. Hasta que hace cuatro años formamos un equipo y entrenamos todos los días del año, turnándonos en las dos piletas.

-Y hace cuatro años que te dan alegrías…
-Sí, son cuatro años de medallas. Tenemos tres o cuatro sub-campeonatos, nos cuesta salir primeros.

-¿Cómo fue el momento en que supiste que un alumno tuyo ingresaba al Nacional o se subía a un podio?
-Fue un momento único. Ahí caes en la cuenta de que todo lo que hiciste durante el año trae sus frutos. Es recompensado. Y ni hablar cuando ves a los chicos subir con una sonrisa a recibir la medalla.

-Tuve la chance de hablar con profesores o coordinadores de otros deportes y todos coincidieron en lo mismo. Cuando un equipo representativo de Racing va al interior, les piden fotos, ¿Vivieron un trato así?
-Sí, es así. Y mirá que no somos de un deporte que se pueda alentar mucho, pero la gente de las filiales se acerca. Nos acompañan y nos piden fotos. Básicamente, nos sentimos como en casa, es genial.

-¿A qué apuntan este año?
-Tenemos tres etapas del Nacional: febrero en Córdoba Capital, julio en Mar del Plata y noviembre en Capital. Tenemos que lograr la mayor cantidad de puntos para ganarlo.

¿Quién es ella?

-Para conocerte un poco más. ¿Quién es Andrea De Ruvo?
-Soy profesora de educación física en dos colegios secundarios y profesora de campo de la práctica en el instituto de educación física de Avellaneda. En 2018 fui la coordinadora de clavados en los Juegos Olímpicos de la Juventud. Y lo mejor de todo… Soy madre y esposa, ja. Con todo eso me entretengo. Trabajo, entrenamientos, casa y familia. Un combo perfecto.

-¿Cómo es un día en tu vida?
-Todos son diferentes. Porque tres días voy a un colegio, dos a otro, uno al instituto, las tardes a Núñez, son muy entretenidos. Sobre todo, emocionante cuando uno trabaja de lo que le gusta. Es apasionante. En la diversidad de actividades siempre trato de dar lo mejor y crecer de forma profesional. Lo bueno es que todas las actividades se relacionan, tienen algo en común: la vida sana, el deporte y la educación.

-¿Cómo nació tu amor por este deporte?
-Lo practicaba desde los 14 hasta los 23 en otro club, hasta que la Academia me abrió las puertas y no me quise ir más. Acá no hay distinción de camisetas, siempre compartíamos entrenamientos de clavados con Independiente, ambos deportes son muy amigos. Como éramos pocos, compartíamos la pileta en invierno en su sede y después, en verano, nosotros los invitábamos a que vinieran. Ahora cada uno sigue su camino, pero hay muy buena relación.

-¿Qué hace tan atractivo este deporte?
-A la vista es muy atractivo. Me gustaba saltar en la cama elástica, que es el primer paso de los clavados. Después me fui lanzando en cada una de las plataformas. ¡Es una sensación única! ¡Sentis que volás! Y más si te gusta el agua.

-Entonces… Saltos ornamentales tiene un parentesco con Gimnasia Artística…
-Tienen mucho en común. Toda nuestra formación está emparentada con la Gimnasia, con la danza (también por lo estético). Hay que tener fuerza y flexibilidad a la vez. Sin mencionar la técnica específica para ponerla de impronta de tu estilo.

-Lo mejor de todo es que Racing se presta los atletas. Pedro Schneider hace Saltos Ornamentales y Gimnasia Artística en el club…
-Sí, Pepo es un genio, un ídolo. Sobre todo, buena gente.

-¿Qué esperás de la actividad a largo plazo?
-Que podamos multiplicarnos, tener más alumnos estables durante el año, retener a todos los que vienen en el verano (hoy son 60). Pero no pueden porque tienen que ir al CENARD los días de semana. Y entre la escuela y la distancia, terminan dejando.

 

gracias a: https://www.racingdealma.com.ar