Entrevistas

8 preguntas con Jessica López

Jessica López celebra luego de competir en la final de barras de Rio 2016. Fuente: Ryan Pierse/Getty Images South America

Jessica López celebra luego de competir en la final de barras de Rio 2016. Fuente: Ryan Pierse/Getty Images South America

A los 30 años y en su tercer juego olímpico, la gimnasta venezolana consiguió el mejor resultado de su carrera y se convirtió en la mejor gimnasta femenina sudamericana de la historia de los Juegos Olímpicos. De la mano de su entrenador Nilson Medeiros, alcanzó dos finales olímpicas y se posicionó en el séptimo puesto all-around y sexto en barras asimétricas. Este logro, su mayor hasta el momento, se suma a una larga trayectoria de éxitos a nivel continental y mundial, donde ha sido reconocida por su perseverancia y constante mejora en sus rutinas y se consagró como una de las favoritas del público lationamericano.

Tuvimos la oportunidad de entrevistar a Jessica López, que nos cuenta sobre su carrera, su relación con los fans y qué ha aprendido como gimnasta a lo largo de los años.

Comenzaste a practicar gimnasia a los 3 años de edad y más adelante te mudaste a los Estados Unidos. ¿En qué momento decidiste ser una gimnasta de elite?

A los 10 años de edad fui seleccionada para formar parte de la Selección Nacional de Venezuela y desde ese entonces hago gimnasia de nivel Elite. Cuando me fui a Denver, decidí parar la elite por un par de años para concentrarme en mis estudios y  los entrenamientos con mis compañeras de equipo de la universidad. Luego en el tercer año retomé mis entrenamientos de Elite.

Además de tu séptimo puesto en la final all-around y tu clasificación a la final de barras, ¿qué torneo recuerdas con cariño como uno de tus mayores éxitos?

Todas las competencias son especiales y todas las recuerdo con cariño.

Además de tu carrera como gimnasta elite, también competitste en la liga universitaria de Estados Unidos representando a la Universidad de Denver. ¿Qué aprendiste allí que te sirivó para tu próxima etapa?

Aprendí a trabajar en equipo, aprendí la importancia de la comunicación con tus entrenadores y también la importancia de la psicología deportiva.

¿Cómo te sentiste al dejar la NCAA, donde competías en grupo, y pasaste a competir de forma individual?

Fue nuevamente un proceso de aprendizaje.

Con las redes sociales, los fans de la gimnasia pueden acceder más rápidamente a la información y comentar acerca de las rutinas de forma pública, tanto cosas positivas como negativas. ¿Cómo manejas la presión y las críticas?

Hoy en día, las redes sociales  son un canal donde los fans de la gimnasia tienen la oportunidad de expresarse. Yo en particular respeto la opinión de cada persona y me encanta cuando mis fans me apoyan a través de estos medios. Aprovecho para invitar a mis fans a seguirme en @jlogym22 en Instagram y Twitter.

La gimnasia latinoamericana está pasando por un gran momento. ¿Cómo te imaginas el futuro de nuestro deporte en la región? ¿Qué crees que hace falta para alcanzar nuestro potencial?

En mi opinión necesitamos la masificación de la gimnasia, contar con más recursos, mejores infraestructuras y capacitación de los entrenadores.

Además de ser gimnasta, eres licenciada en Psicología. ¿Qué proyectos tienes en mente para más adelante?

Por el momento un descanso.

En otras entrevistas has declarado que quieres inspirar a otras gimnastas de tu país. ¿Qué les dirías a los niños y niñas venezolanas que practican nuestro deporte y sueñan con alcanzar un Juego Olímpico?   

A ellos les digo que entrenen fuerte y con sus objetivos claros, que crean en ellos mismos y luchen hasta el final. ¡Nunca se rindan!

Agradecemos a Jessica y Nilson por su amabilidad y disposición.

 

 

To Top