...

Entrevista exclusiva: Vitaly Scherbo el mejor de todos los tiempos

admin 11/26/2012 1

cheap viagra online

loads/2012/11/vitalyscherbo_thebeste-300×200.jpg” alt=”” width=”300″ height=”200″ />Con sus seis oros, Vitaly Scherbo fue la gran estrella de los Juegos de Barcelona’92 junto al ‘Dream Team’ de Michael Jordan y compañía. Sólo los nadadores Michael Phelps (ocho oros en Pekín’2008) y Mark Spitz (siete en Múnich’72) superan en la historia olímpica a este mito, que también ganó al menos un título mundial en todas las pruebas masculinas: equipo, individual, suelo, salto, caballo con arcos, paralelas, anillas y barra fija. Nacido en Minsk (Bielorrusia) hace 40 años, aún en activo emigró a EE.UU., donde vive con su mujer y sus dos hijas. Se retiró en 1997 con 49 medallas entre Juegos (10), Mundiales (23) y Europeos (16). En 1998 abrió una escuela de gimnasia en Las Vegas, su principal trabajo y negocio actual.

¿Qué recuerda de Barcelona’92?
La competición, la Villa, la sala donde jugábamos con videojuegos. También la discoteca donde fuimos a bailar con las gimnastas francesas, después de competir, claro (risas de entrada).

¿Cómo consiguió aquella gesta?
En el equipo soviético nos enseñaban a salir y ganar independientemente de la competición. En tu mente sólo había entrenamiento, ir del hotel al gimnasio. Ganar seis oros es una sensación indescriptible, pero incluso hasta meses después no eres consciente de lo que has hecho y lo que significa. En ese mismo momento, cuando la gente te decía que habías ganado seis oros, no te lo creías. Estás en otro mundo, fuera de la realidad.

¿No notaba la presión?
La gente suele ponerse nerviosa, pero teníamos un sistema de trabajo muy duro, nos entrenaban para afrontar los Juegos como si fuera un torneo local.

¿Qué significó para su vida ganar aquellos seis oros?
Barcelona fue mágica para mí, en cierto modo fue el inicio de mi vida y mi carrera. Me ayudó a conseguir lo que quería y a estar donde estoy ahora. En la URSS había gente que acababa muy mal al retirarse, se bebe mucho y se destrozanel hígado, y yo no quería terminar así. Después de Barcelona’92 me casé y tuve una hija, pero todo era un poco caótico con la caída de la Unión Soviética y yo tenía que pensar en mi futuro.

¿Qué hizo?
Ese éxito me dio la oportunidad de competir, exhibiciones, viajar, ganar dinero, construir mi vida. El dinero en ese momento igual que llega se va, pero yo lo usé para crear un negocio y mi futuro. Ahora tengo 40 años y puedo cuidar de mi familia y dedicarme a entrenar a mis gimnastas. Tengo una vida fantástica.

¿Qué es más difícil ganar, los ocho oros de Phelps o los seis suyos?
Cualquier medalla olímpica es difícil, aunque sólo sea una. No puedo decir qué es más duro, todo es difícil. Sí creo que la gimnasia es el deporte más duro del mundo. Todo el mundo puede nadar o encestar una pelota, pero no todo el mundo puede hacer según qué ejercicios de gimnasia.

¿Qué le dice ser considerado el mejor gimnasta de la historia?
Es difícil de decir. Yo quería llegar a lo más alto, pero debido a los cambios y nuevas reglas ahora es casi imposible ganar no seis, sino tres oros en unos mismos Juegos. Por eso no puedo juzgar si otros gimnastas son tan talentosos o trabajaron tanto como yo. Los gimnastas son diferentes y las reglas también. Nadie sabe si con las mismas reglas ahora alguien ganaría cinco o seis oros. No me entretengo en pensar si soy el mejor de los mejores. Sí sigo los éxitos individuales en unos Juegos y sé que Michael Phelps igualó en Pekín mi récord de cinco oros individuales. Los otros tres suyos fueron de relevos y yo gané otro por equipos. Eso me hace sentir ahí arriba, en el séptimo cielo, y sé que mi nombre permanecerá. En gimnasia creo que mi nombre estará ahí durante mucho tiempo y que este logro permanecerá ahí para siempre, no creo que nadie alcance ese récord.

¿Hubo más talento que trabajo?
El talento sin trabajo no es nada. Puedes tener todo el talento del mundo, pero si no trabajas no vas a ser nada. Tienes que trabajar duro, olvidarte de la familia, si te desvias del camino no llegas a tu meta.

¿Por qué EE.UU. es una potencia?
Es una cuestión de cantidad. Hay más de 3.800 clubs de gimnasia y 2.000 tienen gente con mucha experiencia. Hay 700 niños que compiten muy bien y esos torneos les mejoran. Además, entrenadores de otros países como China, Rusia o Rumanía han ido allí, así que tienen calidad técnica. Ahora hay unos juniors muy buenos y, en cuatro o cinco años, pueden llegar al mismo nivel que las chicas.

A usted le entraron a robar en casa poco después de BCN’92.
Los seis oros estaban y siguen en casa de mi madre. La persona que entró era muy cercana, había entrenado conmigo y, si hubiese encontrado las medallas, no las habría robado porque sabía lo que significaban para mí.

En 1996 su mujer sobrevivió a un grave accidente de coche. ¿Cómo vivió usted aquella situación?
Ha sido el peor momento de mi vida y espero que no me pase nada peor. Fue seis meses antes de los Juegos de Atlanta’96 y por eso no llegué listo al 100%. Allí gané cuatro bronces de los que estoy muy orgulloso. En la URSS sólo íbamos a por el oro, pero aquellos bronces fueron un éxito enorme con aquel accidente. Fue una historia trágica. Mi mujer pudo morir, estuvo un mes en coma, yo dejé de entrenar sin hacer nada, pero es el pasado y afortunadamente ella se recuperó.

¿A qué deportistas españoles admira?
Me encanta el tenis, juego a tenis, lo veo por la tele y Rafa Nadal es uno de mis ídolos. También soy un gran fan de los Lakers y cualquiera que juegue ahí es mi héroe, así que Pau Gasol es mi héroe, es un grandísimo jugador. El deporte español es muy famoso. La selección de fútbol es la número uno: ganar tres grandes títulos seguidos es algo que ningún otro país podrá conseguir nunca. Es imposible.

www.mundodeportivo.com

Un Comentario »

Comentanos »

Protected by WP Anti Spam